Resiliencia: la vitamina del optimismo

14 Oct

Existen muchos mitos en torno al optimismo…

Siguiendo los viejos refranes de nuestro entorno, muchas veces basados en el fatalismo vital…se describe a la persona optimista como “la que nació de pie”, como todo el mundo sabe “unos nacen con estrella y otros estrellados” y podríamos seguir eternamente.

Contrariamente a lo que se cree una persona no “nace sino que se hace” optimista y esto suele estar muy unido a su capacidad de resiliencia.

Si buscamos la definición de este palabro en dios Google y su apóstol Wikipedia nos dirán que es “la capacidad de los sujetos para sobreponerse a periodos de dolor emocional y traumas y salir fortalecidos de esa experiencia” y que viene del latín  (resilio, resilire: «saltar hacia atrás, rebotar»).

Esta cualidad o competencia personal es clave en las personas que afrontan la vida con optimismo. No son personas a las que no les haya sucedido nada malo (como dice el dicho asturiano “en todes les cases cuecen fabes y en la mía a calderades”) sino que se han demostrado a si mismas la capacidad para superar esos momentos duros o dolorosos y levantarse las veces que sean necesarias.

Es importantísimo que entrenemos a las personas queridas de nuestro entorno en esa capacidad para sobreponerse a las dificultades, eso les ayudará a mejorar su visión positiva de la vida.

Especialmente en el caso de los mas pequeños de la casa, como bien les escuche a Xavier Guix (psicólogo), la “evitación de toda frustración como camino a la felicidad es un error caro de los padres de hoy”. No debemos caer en esa trampa de pensar que podemos evitar toda la vida situaciones no deseadas a nuestros hijos y convertirlos así en analfabetos emocionales que no saben superar por si mismos estos pequeños fracasos.

Entre la exigencia extrema (léase Aprendiendo de los errores: papa olvida en este mismo blog) y la complacencia absoluta hay mucho terreno en el que movernos.

Cuando pienso en resiliencia me suele venir a la mente este ejemplo tremendo que he compartido en algunos cursos: el Team Hoyt

Podéis bucear en la red buscando información sobre ellos, creo que merece la pena.

Y para cerrar un dicho más, este italiano, que creo refleja el concepto de resiliencia bastante bien:

“Dura più l´incudine che il martello” Es decir dura más el yunque que el martillo.

Queridos yunques, buena semana…

Anuncios

2 comentarios to “Resiliencia: la vitamina del optimismo”

  1. ursuuu octubre 15, 2013 a 6:06 pm #

    Magnífico blog Chema, sigue haciéndonos reflexionar.. abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

evades blog

Prácticas del curso blogs 08

Chema coach

Optimismo y automotivacion

Home's Cool!

Don't Just wish about it! Go home!

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: