El poder del elogio

28 Ene

“Si quieres miel, no des puntapiés a la colmena”

“Una gota de miel atrapa más moscas que un barril de hiel”

No, no me he pasado a la apicultura.

Ambas citas salen de mi admiradísimo Dale Carnegie en su obra maestra, que recomiendo fervientemente, “Como ganar amigos e influir sobre las personas”. Dentro de poco prometo dedicarle a este libro el post que se merece.

Si bien la primera frase tiene mucho que ver con la “crítica constructiva” que ya comenté en un post pasado, me gustaría poner el foco, en este caso, en la segunda de ellas que habla de la fuerza, del poder que tiene el elogio en las personas.

Hace unos pocos días en una formación volví a utilizar una técnica que me encanta y que es siempre arriesgada pero muy reveladora, las caricias emocionales. Reconozco que me sigue impresionando como personas capaces, responsables y maduras se emocionan cuando reciben un halago sincero, por sencillo que sea.

En muchas situaciones nos comportamos como evaluadores rápidos y certeros en la crítica y, sin embargo, lentos en el elogio hacia los demás. Y eso hace que no podamos apreciar, en mi humilde opinión, los efectos de valorar positivamente.

Cuando, hace unos cuantos años ya, me enseñaron teoría económica me decían que los bienes y servicios escasos en el mercado son muy bien valorados, que su precio sube. Y creo que justo eso es lo que sucede con las palabras amables, comienzan a escasear y, por eso, son muy apreciadas por quienes las reciben.

Creo que, cada vez más, cobra importancia en nuestras organizaciones el refrán anglosajón de “No news is good news”. Cuando tu responsable, tu cliente…no te dice nada es que todo va bien.

Parece que la comunicación sólo es necesaria para las malas noticias…

Pese a ello quiero reivindicar el halago como fórmula para facilitar el desarrollo y la mejora personal y profesional.

Eso sí me refiero al halago sincero y no a la adulación vacía y falsa. Esta última me parece fácil de detectar y con poco recorrido.

Enséñale, por favor, a los demás lo bueno que tienen sin miedo a expresar tus emociones, como hace James Blunt en esta preciosa canción.

Si no lo haces cuando lo sientes, quizás más adelante sea tarde…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

evades blog

Prácticas del curso blogs 08

Chema coach

Optimismo y automotivacion

Home's Cool!

Don't Just wish about it! Go home!

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: