Archive | febrero, 2014

¿Haces lo que amas o amas lo que haces?

11 Feb

Llevo bastante tiempo escuchando una de las frases icono de este tiempo de cambios en el que nos ha tocado vivir y hoy me decido a abordarla aquí:

“Debes hacer lo que ames”

En un periodo convulso en el que muchas personas tienen (tenemos) que reinventarse en su ámbito profesional, abogamos por sugerirle a todo el mundo que, ya que nos toca cambiar (con lo que nos fastidia hacerlo!), escoja un camino que le motive, que le llene, en el que pueda volcar sus sueños.

Vaya por delante que me gusta el reto y que considero que es bueno y atractivo este enfoque pero me parece necesario apostar por una alternativa igual de saludable:

¿Por que no amas lo que haces?

Uno de los libros de cabecera de estos últimos años que he recomendado con fervor en mis cursos y en mi sesiones de coaching es FISH. Escrito en el 2001 es un grandísimo ejemplo de que podemos elegir nuestra actitud ante las cosas. Cada vez que pienso en FISH, pienso inevitablemente en mi amigo Antonio que lo ha puesto en práctica con éxito en aquellos proyectos en los que participa.

Una de las más grandes moralejas que se extrae del libro es que quizás no todo el mundo haya tenido la suerte (que conste que no creo en ella!) de escoger QUÉ trabajo hace pero que siempre podemos escoger CÓMO hacemos el trabajo que hacemos.

Yo creo que más que cuestión de suerte es cuestión de decisión, de atrevimiento, de una vez más “salir de la zona de confort”.

Pero, sea el motivo que sea, estoy totalmente de acuerdo en que siempre puedes tomar las riendas y amar lo que haces, buscarle la parte positiva que seguro tiene.

Esta actitud es clave para no considerar tu trabajo un castigo divino. Las personas que escogen esto último tienen, en muchos casos, una larga condena de “cárcel” profesional por delante, una lástima.

Creo que es clave que cada día, en el momento de reflexión que solemos tener cuando toda la vorágine se calma, nos hagamos la pregunta:

¿Haces lo que amas o amas lo que haces?

Yo, personalmente, me niego a considerar mi trabajo una penitencia y trato de hallar en cada momento una fuente de motivación.

Eso si, me parece que no llego a encontrar maneras tan creativas y lúdicas como los pescaderos del Pike Place Market de Seattle que inspiraron FISH ;-).

Para muestra el botón en forma de vídeo que os dejo esta semana…

evades blog

Prácticas del curso blogs 08

Chema coach

Optimismo y automotivacion

Home's Cool!

Don't Just wish about it! Go home!

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: