¿Por qué nos da miedo preguntar POR QUÉ?

5 Ago

¿Es época cambio o cambio de época? En el blog habrá un cambio en breve pero ya lo contaremos…

El motivo de acercarme hoy hasta aquí es el miedo.

No un miedo genérico sino uno muy específico, el miedo a conocer las razones, los motivos, los impulsos que nos llevan a actuar a nosotros y los demás.

Hace ya unos años que en las sesiones de formación animo a las personas a preguntarse y preguntar a otros el porqué de las cosas y sigo viendo desánimo y temor en la mayoría de las caras cuando reciben esa invitación.

Y ayer, compartiendo un interesantísimo curso de liderazgo en EVADES con mi amigo Yayo Arias, él volvió a recordarnos que mas allá del QUÉ, es importante cuestionar el POR QUÉ

POR QUÉ es lo que llamamos, a veces pretenciosamente, una pregunta poderosa. Y lo es.

Los niños, tan sabios ellos, la hacen constantemente. Cuestionan casi todo lo que pasa a su alrededor para conocer, para aprender…

Entiendo que lanzar esa simple interrogante nos saca de nuestra amada “zona de confort” y por ello las excusas que nos damos para no hacerla son múltiples:

“Es muy ofensiva”

“Te responderán que a ti no te importa”

Los mecanismos de defensa para no saber las razones, las causas son variados y están listos cual resortes para salir.

Abandonar la “zona de confort” y el “ya lo sé todo” para adentrarse en la zona de aprendizaje y conocimiento es duro, hace falta el atrevimiento y la inocencia de un niño.

Si, de verdad, deseas conocer la respuesta a…:

¿Por qué no me demuestra que me quiere?

¿Por qué no me dice nada?

¿Por qué no me compra?

¿Por qué no me entiende?

¿Por que no lo hice / dije?

Todo comienza por formular la sencilla, clara y amable pregunta…

Pero en caso de que quieras permanecer en la ignorancia (algunos dicen que es una bendición), hazme un favor y no lo hagas.

Aun así no dejes de escuchar la preciosa voz de Annie Lennox…

Anuncios

Una respuesta to “¿Por qué nos da miedo preguntar POR QUÉ?”

  1. Manuel Bobes agosto 8, 2014 a 9:40 am #

    Hombre, podría decir muchas cosas superficiales que se pueden interpretar como la respuesta a esta pregunta, todas ellas con un cierto grado de pragmatismo: el objetivo final de la educación es no preguntar por qué, satisfacer todas las dudas, y si es posible respetando la tradición (que no es bueno si nos hacemos inmovilistas); además, los niños muy curiosos son simpáticos, pero unos plastas, y su curiosidad puede ponerlos en peligro; la rutina es cómoda, sobre todo para el que no tiene nada que ganar… el entorno nos hace cada vez más conservadores, aunque unos sean más sensibles a su presión que otros; sin embargo, la gran respuesta a esta pregunta permanece oculta, puesto que cada uno tiene la suya propia; algunos se esfuerzan por encontrarla, a otros no les preocupa en absoluto, y con los que más, la cuestión va por rachas: a veces sí, a veces no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

evades blog

Prácticas del curso blogs 08

Chema coach

Optimismo y automotivacion

Home's Cool!

Don't Just wish about it! Go home!

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: